Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

EL VIAJERO

Imagen
El viajero anda
con su carga elemental de soledades.

El viajero es hombre, y por hombre
calla
sus misterios,
carga con sus penas y camina
por los caminos grises de la tarde.
La que relata
alguna vez hallo en los ojos
del caminante
un hilo verde de agua, casi llanto, casi lágrima,
mientras el viajero sonreía ausente
en salvaguarda de intimidades.
La que relata
sabe
que el viajero tiene sus compesaciones
en el ejercicio de sus soledades;
que hay noches que agolpan
memorias de amigos
decididamente fraternales;
presencias y ausencias de inaudita paz;
de sentirse amado
por los testigos de su paso, de su viaje
(porque se siente amado
por los árboles,
por el río y hasta por la luna.
Por alguna flor de tarde en tarde.)
Cuando el viajero deje
su cuerpo aquí, en cualquiera de sus calles,
y el alma parta en retorno a Dios,
sera tangible al fin
su carga elemental de soledades.

GABRIELA

NIÑA VIEJA

Imagen
La flor azul de tu ternura sola
se dormirá en su boca cuando muera.
Es una niña la que pasa y la que llora;
es una niña nomás en primavera.

Y es tanto amor el de esta niña vieja
que su mejor paisaje es una estrella;
que su mejor dolor es el silencio;
y su mayor distancia tu presencia.

De tiempo en tiempo se abrirán los ojos
verdes, con que te mira el alma entera;
y sentirás que te recorre el viento
y ta transita toda la belleza.

Partida en dos mitades solidarias
con ella se llega al centro de la pena;
se palpan las paredes de la angustia,
se llora desde adentro la tristeza.

Cuando esta niña arrodillada pida
la flor azul de tu ternura llena,
partida en dos mitades solidarias,
detrás del fondo mismo de la pena, 
arriba del silencio y de la noche
alcánzale tu mano compañera,
porque esta niña vieja no se vaya.
porque esta niña vieja no se muera. 


GABRIELA