Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

ME DECLARO VIVO

Imagen
“Saboreo cada acto. Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba. Menos mal que a pesar de mi esforzada buena educación siempre había alguien difamándome. ¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario!
Desde entonces me atreví a ser como soy. Tengo amigos de todas las religiones; conozco gente extraña: vegetarianos que devoran al prójimo con su intolerancia, personas que caminan con un cartel que dicen: “Yo se más que tu”; médicos que están peor que sus pacientes, gente millonaria pero infeliz, seres que se pasan el día quejándose, que se reúnen los domingos para quejarse por turnos, gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.
El árbol anciano me enseñó que todos somos lo mismo. La montaña es mi punto de referencia: ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera, yo sigo caminando imparable, soy guerrero: mi espada es el amor, mi escudo el humor, mi hogar la coherenci…

Espejo

Imagen
Así es la vida, devuelve todo lo que das, tarde o temprano retorna. Algunos dicen que multiplicado siete veces siete. No hice un balance contable al respecto pero es posible que se incremente. Entonces la vida es un espejo, un reflejo de nuestras acciones. Si quiero justicia soy justo, si quiero paz armonizo con el alrededor. Doy felicidad si deseo la mía y se continúa hasta el infinito con todo lo positivo que quiero que refleje el espejo, que retorne a mi. De igual manera lo malo vuelve así que trato de no pensar ni hacerlo. Imagínese que llegue incrementado siete veces siete...
Quiero amor doy amor primero. El amor se consigue amando. 
Espejo, la vida no es casualidad, la vida es causalidad exactamente un reflejo de mi.

Gabriela




¡Ojalá te enamores!

Imagen
¡Ojalá te enamores! Los gitanos maldicen, y la peor maldición jamás dicha es solo una. La más funesta. La más terrible. Basta que crean tener un enemigo, un enemigo específico, concretamente, un desapasionado (la ausencia de pasión es una afrenta para quien vive con ella a flor de piel) que lanzan el guante y el hechizo. Lo sentencian para siempre, y el condenado convive eternamente con el peso del dictamen sobre su cabeza, su alma y corazón. ¡Ojalá te enamores! Ojalá te enamores, dicen y maldicen. Ojalá te enamores, digo yo. Y no es solo una sentencia, es además un profundo anhelo. Ojalá te enamores y sientas el deseo descontrolado de recorrer las calles mojadas yendo de la mano, de noche, sonámbulo y ebrio. Desconcertadamente feliz. Ojalá te enamores y no sepas qué hacer. Que sientas el alma bellamente desgarrada y desees que cada girón sea unido solo por una persona en el mundo, solo una. Aquella persona que pueda desnudarte con pensarlo, y que el despojo no te inunde de frío. Ojal…

El final es en donde partí (La Renga)

Imagen
Déjame ver que hay para saborear esta vuelta,
la carta no está siempre a tu alcance en los matutinos. 
Loco de pensar que se disputa el poder y la gloria, 
y con el frío de un reino las almas congelar; 
cuanta verdad, cuanta mentira y cuantas palabras
y todo este motor para devastar tu inconsciente. 

Y en que lugar, habrá consuelo para mi locura, 
esta ironía con qué se cura
si el final es en donde partí. 
Y a quién llamar a quién golpearle la puerta tan tarde, 
con quien hablar cuando no hay nadie, 
si esta noche no puedo dormir. 

Déjame ver que hay para saborear esta vuelta, 
la verdad, la mentira y la mueca de tu ingenuidad. 
Cuantas palabras que se disputan el poder y la gloria
y cuantas vidas se pierden en el frío de un reino mortal. 
Loco de pensar queriendo entrar en razón y el corazón, 
tiene razones que la propia razón nunca entenderá. 
Y a donde voy , siempre voy a buscar lo que es mío, 
aunque el planeta termine en un círculo
y el final es en donde partí. 

No llores más, dame la mano contáme tu…