Entradas

León

Imagen
Todo transcurria más lento a tu lado
llevabas la tranquilidad del buen andar
Dejabas tu corazón expuesto
con miedo a que se abriera en tu pecho
la herida que dormía bajo su costura.

Contabas de reyes y de guerras,
de pactos y tratados.
Demostrabas la pasión de enseñar
al que escuchara la historia del mundo.

Con cariño me enseñaste el cielo serrano.
Apoye mi cabeza en tu hombro
y rodeaste con tus brazos mi cintura.
Nos besamos y encontré en tus labios
los silencios y las pausas; la dulzura.

Tuve miedo, lo confieso, de amarte
y no llegar a la altura de tu entrega.
Te deje al costado del camino.
Me arrepiento de mi cobardía,
de no poder retroceder calendarios
y volver a ese día.





Amor de bruja

Imagen
Amar a una bruja no es fácil. Tal vez sea por ello que tantas de nosotras permanecen solas durante años sin elegirlo o sufren de relación en relación hasta que encuentran aquella en la que se sienten totalmente aceptadas. Amar a una bruja no es fácil porque a nadie le preparan para ello, y nadie piensa que algún día se encontrará inmerso en una relación mágica, de verdad. No es fácil porque traemos con nosotras el recuerdo de mil historias de amor anteriores y nuestro corazón late con la fuerza de mil vidas, así que la intensidad de nuestros sentimientos y lo que esperamos de los demás a veces asusta. No es sencillo porque lo que para otras mujeres son símbolos de amor, para nosotras son cadenas. Los sueños y ambiciones de otras, para nosotras son prisiones. No es fácil, porque esperamos que quien amamos sea mejor cada día, tal como lo esperamos de nosotras mismas. Para atreverse a amar a una bruja hay que estar dispuesto a darle la vuelta a todo lo que creímos siempre que era el amo…

Rey

Imagen
"El rey nos decía que si no podíamos
comprar leña que nos emponchemos, que si por pobre no podíamos alimentar a nuestro caballo que no lo tengamos, que si alimentarnos era costoso que comamos menos... entonces decidimos ahorrar gastos y nos liberamos del rey."

José de San Martín

Podría agregar mil cosas pero las palabras expuestas anteriormente lo resumen todo.
Buenas noches






Primavera

Imagen
Cómo es de azul la belitud del cielo
cuando se avecina primavera,
vuelvo a verte por vez primera.

Llueve y reverdece límpida la hierba,
lleva el viento azahares a tu ventana
en cada suspiro mi beso que te sana.

Traigo entre las manos impalpables verbos
para ser conjugados en perfecto presente.
¡Ven aquí, deten el tiempo dios silente!




Soledad no

Imagen
Soledad no de estar sola, soledad de meterse dentro,
llegar hasta lo profundo.
Atarse a las muñecas golondrinas
y emprender el vuelo,
más allá de tu mundo.

Soledad no de silencio,
soledad de la música que me habita.
Esa que emerge donde la luz asoma;
que desprende capas que me envuelven,
los hilos que me componen.

Soledad que no da miedo,
soledad que saca la guerrera
que grita a voz quebrada
de rabia por la injusticia.

Soledad no de fuego que consume,
soledad de agua que sana
y fluye surcando las rocas.
Esa que deja huella do pasa.

Soledad no la de la infinita espera,
soledad de salir a buscar
el sol que de en la cara.

Soledad no de falta de amor,
soledad de savia que me recorre,
de semilla que brota y trae vida
cada nueva primavera.















Titulares

Imagen
Los discursos duelen,
los eclipses emocionan
hasta el tuétano.
Los espejos son gratis
y carisimo mirarse.
Instantánea ensayada
de la vida en cartelera.
Cuestan más los exámenes
facticos de la cotidaneidad
que los de la facultad.
Cotiza en alza la sinceridad.
La lucha y no callar
sigue costando mordaza
y muerte.
Pesan toneladas los pasos
sobre este camino en la selva de asfalto.
Tiro una piedrita en mi turno
a la rayuela,
salto.
Dos, tres, cuatro.
Queda lejos el cielo
borroneado de tiza,
cubierto de cenizas.
El fuego consume las sierras
como cada ventoso agosto.
Hay que pasarlo.


Después

Imagen
¿Qué será de nosotros
cuando el viento se lleve
hasta el último suspiro?
¿Quién dará cuenta
de nuestros pasos?
Quedará el recuerdo
de mi andar levitante,
tu mano rodeando
mi cintura.
Rodarán calle abajo
los besos que nos dimos,
las palabras dichas
con miradas.
Tu sombra en el portal,
el humo de la ultima calada.
¿Dónde estarás cuando solloce
por ti mi alma enamorada?
Volarán falenas al asomar la luna
sobre el mar y buscare tu corazón
dormido en la arbolada.