Aquelarre

El aquelarre se reúne
en el claro de la espesura.
Siluetas se dibujan.
Sombras que danzan torno al fuego
Y allí, dentro de las llamas
gritos desgarradores
alimentan a los festejantes.

Invocan el demonio de la codicia
y el ultraje.
Ese que reparte para sus acólitos.
Los adiestra en adornar discursos
con falsas promesas.
En engaño e  hipocresía.

Hipotecan el futuro, revuelven el trágico pasado y dibujan el miedo.
Peor, promueven la ignorancia.
Y felices vuelven a la cotidaneidad
relamiendo sus garras
después de un banquete
de descuidados corderos.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La libélula. Significado

CUENTO DE LAS CARTAS DE AMOR Eduardo GALEANO (Adaptación)

La mujer que ha sanado