Tú y Yo

"La devoradora noche concluye. Se abrió una puerta  como una presencia en la que deje de ser límite, el absurdo cuerpo encerrado. Ahora soy tú (me siento dos) somos uno mismo, atraídos por un secreto que nos ama y que nos junta. En silencio fundidos, amando, saberse amado.
Costó aceptar querer ser de otro, saberse de otro y que el otro quiera ser tú al perder el yo.
Y es que al mirarme te miras, al amarme te amas, al acariciarte me acaricio y al besarme te besas. Todo es piel redonda, un solo ser que ama por lo invisible y queda libre de cualquier atadura al entregarse el yo.
No puedo respirar sino el aliento de tus venas, no puedes mover tu sangre sin mis latidos, somos una misma llama que alumbra los pasos. Ando la tierra, soy al verte en los utensilios que toco, en la lluvia, en el aroma, en el abrazo de los que se encuentran. Yo era sola, mi voz no tenía cauce ni memoria. Ahora sé que alguien me escucha desde su profunda fuente y comprendo a quien me dice desde lo claro del agua. Y esa palabra eres tú. Conozco más que nunca tu amor, tu paciencia a disculpar todo, porque antes también fui la de la espera. Y a quienes amé también supe entender; sus actos, sus caprichos, sus vaivenes del yo. Ahora al a saberte me enseñas la poderosa pasión de ya no ser. Los amores que tuve me prepararon para este amor. Sé como me amas porque así amé antes. Sé que te pierdes por mí y que sólo te encuentras cuando estas en mi yo que sólo puede ser tú. Porque te amo con todos tus defectos, con tu modo de ser tal como es yo. Mi puerta quedó abierta, tú que eres yo tienes la llave y entras a estar contigo cuando quieres. Ya no podré ser tú, que eres yo."


1 comentario

Entradas populares de este blog

La libélula. Significado

Para Isa

CUENTO DE LAS CARTAS DE AMOR Eduardo GALEANO (Adaptación)